Ingresa » / Nuestra Historia

Nuestra Historia

Nuestra Historia

La educación es la fuerza que conducirá a Chile al pleno desarrollo. Tal convicción motivó a las autoridades a dar un paso significativo en favor de la igualdad de oportunidades para acceder a la educación superior, al crear, en 2005, el Sistema de Créditos con Garantía Estatal para Estudios Superiores así como la institución que lo administra, Comisión Ingresa. Hasta entonces, tenían derecho a un crédito estudiantil -el Fondo Solidario de Crédito Universitario- sólo los estudiantes de las 25 universidades tradicionales agrupadas bajo el alero del Consejo de Rectores. El resto -la mayoría (58% de los estudiantes de educación superior en ese entonces)- no tenía acceso a este tipo de financiamiento, aunque tuvieran dificultades económicas, por el sólo hecho de cursar sus estudios en una institución privada, ya sea una universidad, un instituto profesional o un centro de formación técnica. Desde esa perspectiva, la Ley 20.027, promulgada el 1 de junio de 2005, respondió a la esperanza de muchas familias y abrió las puertas de la educación superior a miles de jóvenes que se han esforzado en sus estudios y que necesitan apoyo económico para iniciar o continuar una carrera. Al limitar la participación en el sistema a instituciones acreditadas, el nuevo Crédito con Garantía Estatal para Estudios Superiores buscó asimismo favorecer la convergencia entre igualdad de oportunidades y calidad. El resultado, en los hechos, es que desde su puesta en marcha, en 2006, han financiado sus estudios con el Crédito, de manera parcial o total, del orden de 621 mil estudiantes. El 4 de octubre 2012 entró en vigencia la Ley 20.634, una reforma a la Ley del Crédito con Garantía Estatal, que estableció importantes beneficios para estos estudiantes: una rebaja de la tasa de interés del Crédito desde un promedio histórico de UF + 5,6% anual a 2% anual, para todos los beneficiarios que obtuvieron la ayuda entre 2006 y 2011; y la misma tasa - ahora fija-, aplicable a todos quienes fueran seleccionados de 2012 en adelante. Además, de acuerdo a la nueva normativa, una vez iniciado el cobro del Crédito, la totalidad de los beneficiarios que esté al día con esa deuda, tiene la opción de pagar únicamente el 10% de la renta promedio del último año como cuota máxima o bien de solicitar la postergación del pago en caso de cesantía o desempleo, por seis meses,  período renovable las veces que sea necesario. Responder ante el sistema financiero como garantes o avales de miles de jóvenes que solicitan respaldo para obtener un crédito para acceder a la Educación Superior,  representa una señal de confianza en esos estudiantes, tanto del Estado -en representación de todos los chilenos- como de los centros de estudios participantes del Sistema, atendida la certeza de que su formación profesional o técnica es importante para el desarrollo de Chile y para el progreso personal de cada uno de ellos.

NOTICIAS | VER TODAS LAS NOTICIAS »

HASTA EL 3 DE MARZO 2017: APELA PARA FINANCIAR TU CARRERA CON EL CRÉDITO CAE

¡ATENCIÓN! Si necesitas financiamiento para iniciar o continuar una carrera en la educación superior y NO postulaste a los beneficios estudiantiles del Estado en el período regular (octubre/noviem...